Holguín, tierra de ensueños

A unos 800 km de La Habana se encuentra la hermosa ciudad de Holguín, capital de la provincia del mismo nombre. Justamente por Bariay, al norte de la provincia, fue por donde desembarcó Cristóbal Colón y donde ocurrió, en el caso cubano, el encuentro entre las culturas aborigen y española.
La capital provincial tiene una extensión territorial de casi 70 km2, el trazado de la mayoría sus calles es rectilíneo y amplio, y en su área se han inventariado más de 60 parques o plazas, de ahí que también se le conozca como la Ciudad de los Parques.
casa-fidel-biranLa historia da cuenta que a don Francisco García de Holguín le correspondió como premio por sus acciones en la conquista de México una merced real por la cual los territorios situados, entre los ríos Jigüe y Marañón, pasaban a su propiedad.
Fue entonces que en el distante año 1545 García de Holguín, su esposa Doña Isabel Fernández de Sandoval y algunos seguidores, fundaron el primer caserío, con la ayuda de los indígenas de la zona. Sin embargo, no es hasta el 1 de febrero de 1751 que por real cédula se le confiere el título de Ciudad.
En la provincia de Holguín descollan cuatro regiones naturales: Grupo Maniabón, la Cuenca de Nipe, la Sierra de Nipe y el Grupo Sagua–Baracoa. La mayor altura, Pico Cristal, alcanza los 1 231 metros, pero en su curiosidad orográfica las palmas se las lleva la Silla de Gibara, una montaña con la forma de una silla de cabalgar.Aunque Holguín tiene una de las mayores reservas de níquel del país, el turismo ha alcanzado un notable desarrollo en los últimos años, al punto de convertirse, después de La Habana y Varadero, en el tercer Polo Turístico en importancia del país con cerca de 5 000 habitaciones.
En la capital provincial el turista encuentra una amplia gama de sitios donde esparcirse. Si prefiere en la amplia red de museos, encabezada por La Piquera, galerías, casa de la cultura, tiendas, restaurantes y centros nocturnos, o en la Loma de la Cruz, una elevación desde la cual se puede contemplar toda la ciudad y que es un sitio donde los holguineros acuden en procesión para iniciar Las Romerías de Mayo, una fiesta de la cultura joven que cada año se realiza durante varios días.
También puede visitar el Mirador de Mayabe, otra de las montañas circundante de la ciudad, precedida por un extenso valle, alojarse allí o en hoteles como el Pernik y las villas El Bosque, El Cocal y el Quinqué, entre otros.
hacha-holguinA unos 70 km al este de Holguín, por una de las rutas que conducen a Santiago de Cuba, está el Conjunto Histórico de Birán, donde se encuentra la casa donde nació y vivió hasta parte de su juventud Fidel Castro Ruz, así como otras 10 instalaciones representativas de la arquitectura vernácula en madera, entre ellas la casa de la abuela, el hotel, la escuela y la casa del maestro, el taller de mecánica y carretas, la valla de gallos, la carnicería, el correo y el telégrafos con la casa del telegrafista, la carnicería, así como cinco bohíos de haitianos y un barracón.
En la costa, la zona de mayor desarrollo turístico de la provincia, se encuentra entonces Cayo Naranjo en la bahía de igual nombre, y que deviene en un espectáculo de inusual belleza por su acuario, sus playas y su entorno general.
Próximo a Banes, la llamada Capital Arqueológica de Cuba, es posible visitar el Museo Chorro de Maíta y la Aldea Taína, que recrean costumbres, ritos y el modo de vida de quienes primeros poblaron estas comarcas.
A poca distancia se encuentra la Playa Guardalavaca, nombrada así pues era un sitio preferido por los filibusteros para ocultar sus botines, también llamados «vacas». Una franja de arena de 40 metros de ancho y poco más de un kilómetro de largo encierra los más diversos atractivos para el descanso.

Completan la oferta playa Esmeralda cuyo nombre hace justica al color de las aguas, mientras Playa Pesquero sobresale igualmente por sus aguas cristalinas y poco profundas, su bosques de manglar y la vegetación del entorno.
En toda esta zona, ideal también para la pesca y los deportes náuticos, hay lujosos hoteles cinco y cuatro estrellas como Paradisus Río de Oro, Hotel Blue Costa Verde, Occidental Grand Playa turquesa, Brisas Guardalavaca, Cayo Saetía, Sol Río de Luna y Mares Resort y Playa Pesquero, entre otros.
Los amantes del turismo de naturaleza también puede visitar los parque La Mensura, en Pinares de Mayarí, y el Alejandro Humboldt, Patrimonio de la Humanidad, que con una superficie de 700 km2 es el área protegida de mayor diversidad de Cuba y el Caribe insular y donde se encuentra el 2% de las especies de flora de la Tierra, colindante con la vecina provincia de Guantánamo.
Y si aún queda tiempo y está en las preferencias puede recorrer Gibara, la Villa Blanca de Cuba, que con un rico patrimonio cultural, cada año es la sede del Festival Internacional del Cine Pobre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *