Santiago es mucho Santiago

Flanqueada de una parte por el lomerío de la majestuosa Sierra Maestra y, de la otra, por el mar Caribe, Santiago de Cuba es la más caribeña de las ciudades cubanas, tanto por sus ritmos voluptuosos y sus tradiciones, como por el amasijo de gente provenientes de la región que se asentaron desde hace siglos aquí con sus bailes y costumbres y que tiene su mayor expresión ahora en la Fiesta del Fuego que cada año celebran por todo lo alto en el mes de julio.
catedral-de-santiagoFundada en 1515 por el adelantado Diego Velázquez de Cuéllar entre las siete villas iniciales que se crearon en la Isla, Santiago fue la primera capital de Cuba hasta mediados del siglo XVI cuando San Cristóbal de La Habana asumió, naturalmente, o le robó -¡quién sabe ahora!-, esa condición.
Fue en 1522 cuando recibió el título de Ciudad, y alcanzó tal prosperidad que a lo largo de los siglos XVI y XVII fue atacada no pocas veces por corsarios y piratas, razón por la cual debieron hacer diversas fortificación miliares que aún llegan a nuestros días, como el castillo de San Pedro de la Roca, Patrimonio de la Humanidad, para resguardar la entrada de la extensa bahía y devenido posteriormente en un interesante museo de la piratería.
plaza_an-tonio_maceoHistóricamente Santiago ha sido la segunda urbe en importancia del país y es el municipio más poblado con casi medio millón de habitantes. A la vez es la única en ostentar en Cuba el título de Ciudad Héroe, otorgado en reconocimiento al gran aporte de su pueblo a las gestas libertarias desde 1868 a la actualidad.
La capital de la provincia de igual nombre, sobresale por sus calles empinadas las cuales conservan, sobre todo en su centro histórico, las huellas urbanísticas y arquitectónicas heredadas a través de los años, reflejo de la integración entre españoles, africanos, franceses y criollos que la poblaron.
En el centro urbano se localiza el parque Céspedes, el alma misma de la ciudad al decir de un cronista, porque además de ser un centro de obligado paso para los transeúntes, en su entorno se ubican la Catedral, el antiguo Ayuntamiento, el centenario Hotel Casagranda, la Casa del Adelantado Diego Velázquez, la más antigua del continente, así como otros sitios culturales como la casa de la Trova, en honor al creador del bolero Pepe Sánchez, o de la Cultura, Miguel Matamoros, uno de los más célebres músicos cubanos.
 

Pero en Santiago, no importa el calor, hay que visitar la escalonada calle de Padre Pico, el cementerio Santa Ifigenia, donde está el mausoleo al Héroe Nacional de Cuba, José Martí; la casa del poeta José María Heredia, el museo Emilio Bacardí, la Plaza Martes o el Cuartel Moncada, el cual asaltaron Fidel Castro y un grupo de jóvenes el 26 de Julio de 1953 para marcar el inicio de la lucha insurreccional contra Fulgencio Batista.
Al suroeste de la ciudad, se alza el castillo de San Pedro de la Roca, construido entre 1638 y 1643 por el entonces célebre ingeniero italiano Juan Bautista Antonelli y considerado junto a La Socapa, La Avanzada y La Estrella -que integraban el sistema defensivo de la bahía santiaguera- como el más completo ejemplo de ingeniería renacentista europea aplicada a las condiciones del Caribe y cuyo objetivo era preservar a la naciente ciudad de

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *